DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

Consejos para que tu bebé duerma bien

Consejos para que tu bebé duerma bien

El sueño adecuado es esencial para el crecimiento saludable del bebé. Aquí te proporcionamos algunos consejos para garantizar un sueño seguro y tranquilo para tu bebé.

  • Alimentación antes de dormir: Es importante que tu bebé consuma alimentos de fácil digestión antes de dormir. Una papilla de cereal con leche es una opción ideal, proporcionando proteínas y energía necesarias para un sueño prolongado y sin interrupciones.
  • Hora de la cena: Asegúrate de que tu bebé no esté demasiado cansado durante la cena para evitar que se duerma comiendo. Haz de la cena un momento tranquilo y placentero para que tu bebé se sienta satisfecho y listo para descansar.
  • Higiene bucal: Recuerda limpiar los dientes de tu bebé antes de acostarse.

En algunos casos muy raros, el síndrome de muerte súbita infantil puede ocurrir en el primer año de vida durante el sueño. Afortunadamente, se puede evitar con un ambiente adecuado a la hora de dormir y con medidas sencillas que ayudan a reducir al mínimo el riesgo.

  • Posición para dormir: Los bebés deben dormir boca arriba desde el primer día. Solo se les debe poner boca abajo cuando estén despiertos y activos.
  • Saco de dormir: Es recomendable utilizar un saco de dormir que cubra el cuerpo de tu bebé, pero no su cabeza. Asegúrate de que el saco de dormir sea de la talla correcta.

  • Temperatura adecuada: Evita el sobrecalentamiento. Los bebés deben estar en un ambiente fresco mientras duermen. La habitación no debe estar demasiado caliente y la cuna no debe estar cerca de la calefacción o directamente al sol.
  • Ambiente libre de humo: Evita fumar cerca de tu bebé, ya que el humo del cigarrillo aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil.
  • Cuna en la habitación de los padres: Durante el primer año, tu bebé debe dormir en la misma habitación que tú, pero en su propia cuna. Esta debe tener un colchón firme y no debe contener almohadas, mantas o juguetes de peluche extra.
  • Lactancia materna: Si es posible, amamanta a tu bebé durante al menos los primeros 6 meses. Esto fortalece su sistema inmunológico y reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil.