DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

Guía de consejos para niños pequeños

Guía de consejos para niños pequeños

En HiPP comprendemos que pueden surgir dudas acerca de la dieta y el desarrollo de tu bebé. Nos gustaría apoyarte en estos momentos emocionantes y fascinantes.

Infancia: el comienzo de una nueva era

¡Feliz primer cumpleaños de tu bebé! Ahora está pasando de ser un bebé a un niño pequeño, que está descubriendo el mundo de forma más activa. Necesitará una dieta que le aporte la suficiente energía y nutrientes. Los niños pequeños tienen necesidades nutricionales especiales, no pueden tolerar todo lo que comen adultos o niños mayores. Es el momento para iniciar una dieta saludable con muchas frutas y verduras, porque es cuando desarrollan hábitos alimenticios que pueden permanecer toda su vida.

A esta edad, los niños pequeños están desarrollando el deseo natural de hacer todo por sí mismos, incluyendo comer como los adultos. La frase "yo puedo solo" será parte de su vocabulario apenas comience a hablar. Fomenta su independencia y deja que aprenda sobre la comida. Adapta sus comidas según su habilidad para masticar, y mantén una alimentación equilibrada.

¿Por qué la leche de continuación es tan importante para los niños pequeños?

La leche de continuación HiPP es diferente a la fórmula para bebés lactantes y ha sido creada para las necesidades de los niños pequeños. La leche y los productos lácteos son muy importantes en la dieta porque son una rica fuente de calcio, necesaria para desarrollar huesos fuertes y dientes sanos. También contiene componentes adicionales para el crecimiento, como proteínas, omega-3, hierro, yodo, ácido fólico y vitamina D. Se recomienda que los niños pequeños reciban diariamente entre 300 y 500 ml de leche o productos lácteos.

Buenos hábitos alimenticios: ¡comienza ahora!

En la primera fase de la infancia, establecerás sus hábitos alimenticios. Analiza tus propios hábitos y cámbialos si es necesario. Como padres, nos convertimos en los modelos a seguir. Siempre trata de comer juntos, al menos una vez al día. Los niños necesitan compañía cuando comen e imitan tu forma de comer. Prepara una dieta variada con ingredientes saludables y si algunos platos los rechaza al principio, sigue intentándolo con paciencia.

Comer: un placer para niños y padres

Al final del primer año, aprenderán a comer solos. Primero con los alimentos que son fáciles de agarrar, y todo lo querrá agarrar con las manos. Asegúrate de que las tenga limpias antes de comer y poco a poco, aprenderá a comer con una cuchara. Dale cubiertos especiales para niños pequeños, cucharitas ligeramente curvas y, ¡un GRAN babero! Hacer un desastre es parte del aprendizaje.

Comer: algunos consejos prácticos

Disfruten comer juntos, sigue horarios regulares, crea un ambiente relajado donde todos tengan tiempo para terminar la comida. El apetito de tu bebé no será igual todos los días, si un día no quiere comer tanto, no lo obligues a seguir comiendo. Si es posible, evita snacks entre comidas. Establece las reglas en la mesa desde el principio. Deja que te vea cocinar y conforme crezca, déjalo ayudarte. Fomenta su desarrollo. Ya no le des biberón. Ahora debe aprender a tomar todas las bebidas de una tacita entrenadora.

¿Por qué es importante una alimentación adecuada en la infancia?

Los niños pequeños necesitan una mayor cantidad de nutrientes en su dieta que los adultos. Deben consumir menos sal y azúcar innecesaria. Aún no pueden masticar todos los alimentos correctamente, por lo que algunos alimentos son difíciles de masticar. Los niños pequeños están en su fase de crecimiento y son más propensos a las infecciones y a los alimentos contaminados. Algunos aditivos que se usan en muchos alimentos no están permitidos en los alimentos para niños pequeños. Los niños pequeños deben acostumbrarse a una dieta natural y saludable cuanto antes. La forma en que se presentan los alimentos es muy importante para los niños pequeños, deben aprender cómo comer solos, cómo morder y masticar adecuadamente. Nuestros productos para niños pequeños están diseñados para que los puedan agarrar con sus manos y se motiven a comer solos.