DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

El periodo posparto tras una cesárea: 10 consejos útiles

El periodo posparto tras una cesárea: 10 consejos útiles

El periodo posparto después de una cesárea puede diferir ligeramente del periodo posparto tras un parto vaginal, ya que debes recuperarte tanto del parto como de una cirugía abdominal y de la anestesia. 

Aquí hemos recopilado algunas recomendaciones para que este proceso pueda ser exitoso:

Empieza a moverte tan pronto como sea posible

Levantarse temprano después de la cesárea es fundamental para evitar la trombosis. Además, tu circulación necesita volver a ponerse en marcha lentamente tras la cirugía y la anestesia. Consulta a tu médico sobre un analgésico compatible con la lactancia que puedas tomar unos 30-60 minutos antes de levantarte durante los primeros días del posparto.

Enfócate en la lactancia gradualmente

La lactancia es ideal incluso para bebés nacidos por cesárea. Dependiendo del tipo de anestesia, la lactancia puede retrasarse un poco después de una cesárea. Comienza a amamantar tan pronto como tu bebé haga los primeros movimientos de la boca. Pero no te presiones ni presiones a tu hijo. Tendrás tiempo en los próximos días para aprender a amamantar juntos con calma.

Si no puedes o no deseas amamantar a tu bebé, apóyalo de la mejor manera posible con una fórmula láctea que contenga cultivos de ácido láctico natural y fibra valiosa. Esta combinación garantiza una microbiota intestinal equilibrada.

No entres en pánico con las contracciones posparto dolorosas

Las contracciones posparto hacen que el útero vuelva a su tamaño normal después del parto. Estas contracciones son especialmente notables durante la lactancia, ya que se libera la hormona oxitocina, que también estimula el útero. Después de una cesárea, esto puede ser un poco más doloroso debido a la herida existente en los primeros días.

Tu comodidad es lo primero

Asegúrate de que ninguna prenda presione o roce la zona de la cicatriz. Durante los primeros días después del parto, viste un camisón, un vestido o sigue utilizando pantalones  de maternidad. Hay ropa interior especial con una pequeña bolsa incorporada en la que se puede insertar una almohadilla de hielo para la cicatriz.

Cuida tu cuerpo

Tu cuerpo ha trabajado mucho para ti durante todo el embarazo y la cirugía. Dale suficiente tiempo para recuperarse. Durante aproximadamente seis semanas, no debes levantar nada pesado ni realizar ningún esfuerzo físico. De esta manera, las capas de tejido de tus músculos abdominales y tu suelo pélvico pueden estabilizarse y la herida cicatrizar sin complicaciones. 

Busca apoyo

Todos necesitamos una mano amiga de vez en cuando. El posparto es el momento en que debes permitirte recibir ayuda. La falta de descanso y recuperación puede retrasar la recuperación. Si tu pareja no puede tomarse tiempo libre o no tienes a nadie en casa que pueda ayudarte, puedes solicitar un auxiliar de hogar a tu seguro médico.

Sí a los ejercicios posparto y al deporte, pero con moderación

De cuatro a seis semanas después del parto, puedes comenzar con ejercicios leves para reconstruir tus músculos, siempre en coordinación con tu médico. Es importante que hagas movimientos uniformes y no te esfuerces demasiado. Solo después de unas doce semanas tu cuerpo estará preparado para actividades deportivas adecuadas, como el ejercicio ligero de resistencia. Debes evitar los deportes que ejercen presión en el suelo pélvico. Esto incluye cualquier deporte que requiera movimientos bruscos, saltos o levantamientos.

Cuidado con el cuidado de la cicatriz

A menudo, en la zona de la cicatriz aún son visibles hematomas de color azul violeta a verde amarillento, que generalmente disminuyen en pocos días. Debes consultar a tu médico ante cualquier inflamación, enrojecimiento o abertura de la herida. Una vez que las costras se hayan caído, puedes comenzar con el cuidado de la cicatriz e integrarla como una señal visible del parto en tu imagen corporal. 

Procesa tu experiencia de parto con tranquilidad

El periodo posparto es un momento de curación para las cicatrices físicas y emocionales. Especialmente las cesáreas no planificadas, por ejemplo, como resultado de una emergencia aguda, a menudo afectan mucho a las mujeres en retrospectiva. Una conversación confidencial con tu médico o especialista te brinda la valiosa oportunidad de reflexionar y procesar emocionalmente un parto traumático. También, puedes compartir experiencias con otras madres que tuvieron un parto reciente. 

Toma con calma el primer encuentro sexual

Debes esperar para tener tu primer encuentro sexual después de la cesárea hasta que la herida esté completamente cerrada y la costra se haya caído. Generalmente, esto sucede entre 14 y 21 días. Después de una cesárea, el tejido cicatrizal sigue siendo muy sensible durante un tiempo, puede doler, picar o arder. A menudo, la piel sigue estando adormecida después de la curación. Esto puede hacer que los toques sean incómodos y obstaculizar temporalmente el deseo sexual.