DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

Carta de Stefan Hipp a Padres en México

Carta de Stefan Hipp a Padres en México

Soy Stefan HiPP, la cuarta generación de la familia HiPP dirigiendo nuestra compañía global. Nos guían valores heredados de generación en generación, todos enfocados en la salud natural y segura de nuestros hijos, que para nosotros, es un compromiso de por vida.

Nuestro sello orgánico HiPP, que va acompañado de mi firma, refleja nuestra responsabilidad y compromiso con la nutrición infantil. Creemos que la salud de los niños es más que una caja de fórmula o cereal, es nuestro legado para el futuro.

Madres de Europa, Asia, Oriente Medio y ahora México, nos han ayudado a convertirnos en la marca número uno de alimentos orgánicos para bebés en el mundo. Durante 120 años, hemos promovido lo orgánico como lo mejor que la naturaleza puede ofrecer, y como la opción más segura para nuestros hijos.

Nuestro compromiso con lo orgánico se remonta a cuando mi abuelo convirtió nuestra granja familiar en una productora orgánica. Hoy, formamos parte de una comunidad de más de 6000 agricultores orgánicos de HiPP a nivel global. Este esfuerzo, aunque requiere más tiempo, es esencial para garantizar la calidad de nuestros productos y para proteger el medio ambiente en el que crecen nuestros niños.

La leche que producen nuestras vacas, alimentadas con pastos orgánicos y libres de pesticidas y hormonas, es rica en vitaminas y minerales y libre de residuos químicos sintéticos, pesticidas, hormonas sintéticas, OMG y residuos de antibióticos. Creemos que la alimentación de nuestros niños debe ser pura, de alta calidad y nutritiva para garantizar su bienestar.

Además, nuestra investigación se centra en el microbioma intestinal temprano, que es crucial en los primeros 1,000 días de vida de los niños. Un microbioma saludable tiene beneficios para la salud de por vida. En México, esto es aún más esencial debido a las altas tasas de cesáreas en hospitales privados.

Nuestro probiótico L.fermentum, aislado originalmente de la leche materna sin el uso de OMG, junto con nuestro prebiótico GOS, proveniente de la lactosa natural de la leche materna, se combinan en nuestras fórmulas infantiles para el microbioma intestinal de los niños.

HiPP se esfuerza por evitar ingredientes no deseados, como azúcares añadidos, que pueden comprometer la salud de los niños, conduciendo a problemas como obesidad, diabetes infantil, hiperactividad y microbioma comprometido. Creemos en lo mejor de la naturaleza y lo último de la ciencia para garantizar la nutrición óptima.

Nuestro compromiso no solo se limita a la salud de nuestros niños, sino también a la del planeta. HiPP produce con un equilibrio ecológico climáticamente neutro y nos esforzamos por ser climáticamente positivos para 2025.

Nos sentimos honrados y agradecidos por el apoyo que hemos recibido en México, y estamos emocionados por lo que vendrá.

Juntos, podemos ofrecer a nuestros hijos la mejor calidad de nutrición orgánica.