DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

¿Qué debo tomar en cuenta al amamantar?

¿Qué debo tomar en cuenta al amamantar?

La leche materna es la forma más natural y saludable de nutrir a tu bebé. Al igual que aprendiste las técnicas de respiración adecuadas durante el parto, también debes aprender a amamantar a tu bebé. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, te recomendamos pedir ayuda a tu pediatra o a una consultora de lactancia. Estas profesionales están capacitadas para brindar asesoramiento y solucionar problemas relacionados con la lactancia.

Importante:

  • Amamanta a tu bebé siempre que tenga hambre. 
  • Esto estimulará la producción de leche. 
  • Asegúrate de que tu bebé vacíe completamente un seno antes de ofrecerle el otro. 
  • Al succionar, verifica que la boca de tu bebé cubra la mayor parte de la areola, no solo el pezón, para evitar molestias.
  • No retires bruscamente al bebé del seno, o podrías lastimarlo. Con tu dedo meñique saca el pezón de la boca del pequeño para que suelte suavemente tu seno.

¿Qué debo tomar en cuenta con la leche que extraigo?

Almacenamiento de leche extraída

Durante las primeras semanas de vida de tu bebé, puede que te encuentres en situaciones donde necesites ausentarte por citas médicas, compras u otras actividades. Si no puedes llevar a tu bebé contigo, una opción es extraer leche y almacenarla adecuadamente. Aquí te comparto algunos consejos:

  1. Utiliza un biberón limpio de vidrio o plástico para almacenar la leche en el refrigerador a una temperatura entre +4°C y +6°C. Esta leche puede conservarse de manera segura durante un período de hasta 2 días.
  2. Es importante lavar los biberones y las tetinas con agua tibia y jabón, asegurándote de que estén completamente limpios. Puedes esterilizarlos hirviéndolos durante 3 minutos o utilizando el lavavajillas a una temperatura de 65°C.
  3. Si deseas almacenar la leche por más tiempo, te recomiendo congelarla a una temperatura de -20°C. Al descongelarla, puedes hacerlo de manera segura en el refrigerador o bajo agua corriente fría o tibia. Evita utilizar el microondas para descongelar la leche, ya que puede afectar sus propiedades nutritivas.

Recuerda que siempre es importante seguir las medidas adecuadas de higiene y almacenamiento para garantizar la seguridad de la leche materna y la salud de tu bebé.