DISTRIBUIDOR OFICIAL DE HiPP EN MÉXICO

HiPP México

Importancia de la alimentación durante el embarazo y la lactancia

Durante el embarazo y lactancia se incrementa el requerimiento de nutrimentos que promueven el crecimiento y desarrollo del feto, del tejido materno, y la producción de leche. La leche y productos lácteos aportan energía, proteínas, lípidos, hidratos de carbono, calcio, fósforo, vitamina D y vitamina B12, importantes en las etapas antes mencionadas. 

La energía permite la formación y crecimiento de los productos de la concepción; la proteína favorece el crecimiento rápido del tejido materno y fetal; los lípidos estimulan el desarrollo del sistema nervioso central del feto; los hidratos de carbono son indispensables para el crecimiento del cerebro fetal; el calcio es indispensable para la formación y mineralización del esqueleto fetal, mientras que la vitamina D promueve el desarrollo de los sistemas inmunológico y nervioso, y la absorción de calcio.

Entra al siguiente link y descarga la tabla de requerimientos nutricionales para cada etapa.

Diversos estudios refieren que existe una asociación positiva entre el consumo de lácteos y el peso al nacimiento. Respecto a la talla, un par de trabajos muestran un incremento en la longitud del fémur y en la longitud (coronilla-tobillo) a medida que aumenta el consumo de lácteos. Son escasos los estudios que demuestran una asociación entre un producto lácteo específico y la presencia de enfermedades alérgicas, por lo que se requiere más investigación. 

El estudio eclipses, 2020 muestra lo siguiente en relación a la ingesta dietética de mujeres durante el embarazo y el postparto.

Objetivo del estudio: 

Describir la ingesta dietética durante el embarazo y el posparto y evaluar su adecuación. 

Diseño del estudio: 

Se realizó un estudio longitudinal en 793 mujeres embarazadas. Se evaluaron datos sobre las características maternas, la salud, la dieta y el estilo de vida. La ingesta energética y nutricional se comparó con las Ingestas Dietéticas Recomendadas (RDA).

Resultados del estudio: 

Los resultados mostraron que la ingesta de energía (82,6%), proteínas (80,6%) y carbohidratos (99,5%) fue adecuada (superior al 80% de la RDA) durante el embarazo, al igual que las vitaminas C, B2 y B12; pero la ingesta de vitamina D, hierro y folato estuvo muy lejos de la RDA (por debajo del 35%). Se observaron resultados similares para el período posparto, aunque la fibra y las vitaminas E y C disminuyeron en comparación con la ingesta durante el embarazo.

Conclusión: 

Si bien los requerimientos nutricionales aumentan durante la gestación, las gestantes no incrementaron su ingesta energética y nutricional durante el embarazo y el posparto y tenían un alto riesgo de ingesta deficiente de vitamina D, hierro y folatos durante el embarazo y, por lo tanto, de desarrollar una dieta desfavorable. estado nutricional, contrario a las recomendaciones sanitarias. Estos hallazgos subrayan la necesidad de programas intensivos de nutrición durante y después del embarazo.

Referencias:

  1. Embarazo y lactancia María Eugenia Flores-Quijano* y Solange Heller-Rouassant Departamento de Nutrición y Bioprogramación, Instituto Nacional de Perinatología «Isidro Espinosa de los Reyes». (s/f).
  2. Nutrient Intake during Pregnancy and Post-Partum: ECLIPSES Study Estefania Aparicio 1,2, † , Cristina Jardí 1,2, †, Cristina Bedmar 1,2, Meritxell Pallejà 3, Josep Basora 3,4. (s/f). Nutrient Intake during Pregnancy and Post-Partum: ECLIPSES Study Estefania Aparicio, 1.