HiPP México

Importancia de la fórmula de 1 a 3 años para el correcto desarrollo de los niños

Según la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN), las «fórmulas de crecimiento» o «leches de crecimiento» son leches diseñadas para los niños de uno a tres años. Hablamos de leche diseñada ya que ha sido modificada desde la leche de vaca original para dar lugar a un producto que debe cubrir las necesidades de nutrientes de los niños.

La leche de crecimiento aporta más o menos la misma energía que la leche de vaca, es decir, las calorías que aportan por cada 100 mL es similar entre ellas. Por el contrario, la cantidad de proteínas que contienen varía de una marca a otra y, en general, la cantidad que aportan es menor que la contenida en la leche de vaca. Ésta diferencia es importante ya que existe evidencia contundente en la que se demuestra que el consumo alto de proteínas en los primeros años de la vida puede ser un factor de riesgo para padecer sobrepeso u obesidad en edades posteriores.

Otra de las grandes diferencias de las fórmulas de crecimiento es que contienen grandes cantidades de azúcares añadidas en comparación con la leche de vaca, en algunas de ellas casi el doble, lo que las convierte en una fuente extra de azúcares en la dieta. HiPP 1 a 3 años no contiene azúcares añadidos, su fuente principal de carbohidratos es la lactosa orgánica.

Podemos mencionar que el  beneficio más notable e importante  de Hipp 1 a 3 años es que contiene mayores cantidades de micronutrientes claves para un correcto crecimiento y desarrollo como lo son la vitamina D, el hierro, los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y sustancias bioactivas como los galactooligosacáridos.

En México, en promedio, las mayores deficiencias de micronutrimentos se observaron en las mujeres de 12-49 años de edad. La deficiencia de hierro afectó en promedio a 1 de cada 3 niños preescolares y mujeres de 12 a 49 años, mientras que los niveles bajos de vitamina B12 se observaron en promedio en 1 de cada 5 niños y en 1 de cada 3 mujeres. Y la deficiencia de vitamina D afecta al 27% de los preescolares de nuestro país.

De aquí radica la importancia de ofrecer como parte de una dieta completa y balanceada, productos como la fórmula Hipp 1-3 años que aporta niveles más altos de vitamina D, hierro, zinc, omega 3 entre otros.

Referencias:

De La Cruz-Góngora, V., García-Guerra, A., & Shamah-Levy, T. (Eds.). (2022). ) Fabiola Mejía Rodríguez. En Estado de micronutrimentos en niños, niñas y mujeres mexicanas: análisis de la Ensanut Continua.